¿Qué es el café gourmet?

Cuando se trata de un alimento que nos apasiona y que tomamos día a día, generalmente nos dejamos llevar por su calidad y no por la cantidad. En esta ocasión te contaremos todo sobre el café que se destaca entre todos: el café gourmet.

¿Qué es el café gourmet? Este tema puede causarte curiosidad si eres un amante del café o si comienza a interesarte este mundo. En ambos casos, debes saber que el café gourmet también se conoce como “café premium” o “café de especialidad” y es, sin duda, el mejor de todos.

Se trata de un café que suele obtenerse de la planta arábica y que cumple con ciertas características, asegurando así su alta calidad. De hecho, es usado en miles de cafeterías del mundo y en hogares. Entonces, ¿cuáles son esas características que debe tener el café para ser considerado “gourmet”?

Características del café gourmet

Empecemos por lo básico: el café proviene de una planta llamada cafeto. De esta, se recogen cerezas del café que guardan las semillas o granos en su interior. Los cafetos, a su vez, tienen variedades; las más reconocidas son: arábica y robusta. Ambas tienen sabores y aromas distintos. Ya teniendo claro eso, veamos cuáles son esas características que debe tener el café para considerarse gourmet.

El café gourmet parte de una especial selección de las cerezas del cafeto, y decimos especial porque literalmente se recolecta a mano y solo cuando ha alcanzado el punto de madurez preciso. Es decir que, cuando el café es recogido por máquinas o por otro medio que no respete la madurez de los granos, es imposible que sea gourmet.

Recolección de granos

Como te contábamos antes, los granos del café deben ser recolectados a mano y no por máquinas; es una selección muy precisa. Con eso se asegura que todos los granos estén maduros, libres de hojas, piedras, insectos, y granos verdes (de este último solo proviene el café verde).

Proceso húmedo

Cada uno de esos granos de café que fueron recolectados a mano, contienen una pulpa interior que también es conocida como miel del café; esta debe eliminarse. Para que resulte exitoso el proceso, todos los granos son arrojados en tanque de agua durante 24 horas.

Secado al sol

Los granos que estuvieron en remojo por un día tendrán exceso de humedad. Allí es donde estos se esparcen sobre una superficie plana para ser secados por el sol del trópico: debería resultar, finalmente, un grano de café con aproximadamente 12,5 % de humedad.

Tostado artesanal

Para que el café en grano sea gourmet, debe tostarse en cantidades pequeñas. A eso nos referimos cuando mencionamos “tostado artesanal”. Solo así podrán fluir todos esos aroma y sabores especial.

Empaquetado

Este punto es muy importante porque claro, después de tantos cuidados, no podría esperarse que el empaquetado del café gourmet fuese ordinario. ¿Has notado alguna vez que algunas presentaciones de café tiene un pequeño círculo en la parte superior? Los envoltorios que cuentan con esa característica están diseñados para que expulsen los gases naturales; así se conservan todas la propiedades.

Diferencias entre café gourmet y café comercial

1. El café comercial es, generalmente, de la especie robusta (aunque no en todos los casos). En cambio, el café gourmet es de la planta arábica.

2. Ese café especial o gourmet se procesa de manera artesanal. De hecho, algunos se han referido al mismo como “café con rostro” porque se valora el trabajo de cada una de las personas que formaron parte de esa cadena de producción. Ahora, esa característica no está presente en el café comercial.

3. Se considera que la especie arábica es de mejor calidad, por lo tanto “no hay forma de que el café gourmet no provenga de esta”. ¿Qué tan cierto será eso? A ver, si te gusta más el sabor del café robusta, no te desanimes porque en la actualidad muchos productores de esa especie están siguiendo pasos brindarte café gourmet.

4. Un café comercial puede mezclar tanto especie arábica como especie robusta. El gourmet es un poco… ¡Digamos que quisquilloso en ese sentido! Generalmente o son de especie arábica o robusta.

5. No basta con la etiqueta “gourmet” del empaque. Cada café que se considere de especialidad es catado por expertos, quienes asignan un puntuación: lo mínimo es 80. El café comercial no pasa por el proceso de catado.

6. Finalmente, el sabor y aroma. El café gourmet tiene sabores especiales y complejos; esos que después de un sorbo intentarás descifrar: quizás jazmín, frutos rojos, frutos secos, chocolate, entre muchos más. El café comercial, por lo contrario, ofrece un sabor plano y que podría saber muy dulce o muy amargo: un sabor normal, sin más.

¿Por qué elegir café gourmet?

La verdad es que no todos lo amantes del café saben reconocer un café gourmet entre toda la variedad del mercado actual. Miles y miles de presentaciones de esta deliciosa bebida puede aturdirte un poco al momento de elegir.

Es increíble pero a veces nos acostumbramos tanto a una marca de café que descartamos todas las demás. Y lo peor, no sabemos si es comercial o gourmet. Si te sientes identificado con eso, pues toma esta oportunidad como un nuevo comienzo, uno lleno de aromas y sabores.

Entonces, ¿por qué preferir café gourmet? Porque simplemente es el de mejor calidad, el que te ofrecerá más tintes aromáticos y diversos sabores. Recuerda que tomar café no es solo un acto rutinario y automático. Al menos no debería ser eso, sino un momento de gusto, de placer.

Cuando eliges café gourmet, ten por seguro que estarás consumiendo calidad y no cantidad. Todo lo que está hecho por manos, con dedicación, con atención, resulta mejor. Cada taza de café gourmet te recordará eso, que fue cosechado y procesado especialmente para ti.

¿Cuáles son los países con los mejores café gourmet?

No se trata de una competencia sino de saber en cuáles países se produce el café más delicioso. Recuerda que unos de los determinantes son el tratamiento, el proceso, ese camino desde el cafeto (la planta que produce el cerezo de café) hasta el líquido en nuestra taza. Sin embargo, algunos lugares tienen climas perfectos para el crecimiento del cafeto.

Colombia

Cuando escuchamos “café colombiano” pensamos directamente en calidad inigualable. Es muy curioso eso pero no dista de ser cierto: el café producido en Colombia es uno de los mejores del mundo. Esto se debe a los microclimas de sus montañas.

El café colombiano no se destaca por uno u otro detalle específico, sino por sus múltiples matices de sabores y tintes aromáticos. En este país sudamericano se lavan los granos de café arábica de manera tradicional, con todo el cuidado del mundo.

Kenia

El café de Kenia es dulce y tiene una acidez parecida a la del vino. A su vez, su sabor es memorable y depende del lugar donde es cosechado. Algo que sí conserva como rasgo general es lo especial, lo gourmet: se lava y se seca al sol. ¡Es el café más fresco y floral! Tienes que probarlo.

Brasil

Este país es el mayor productor de café. Tiene menos cuerpo pero intensidad en su sabor y ciertos puntos dulces; no es ácido, por lo que muchos lo prefieren. Y no es que el sabor ácido en el café sea algo malo, de hecho es considerado una virtud. Pero, si te gusta el café no tan cargado y que apunte más a lo dulce, te encantará el brasileño.

¿Cuáles son las presentaciones del café gourmet?

Conseguirás café gourmet tanto en granos como café molido. Y sí, también en cápsulas. Al principio, el café en cápsulas puede generar escepticismo, dudas sobre si es rico o no. Bueno, como todos los tipos de café, dependerá de la calidad. Por supuesto que puedes encontrar cápsulas de café gourmet para usarlo en tu cafetera. ¡Práctico y delicioso!

¿Cómo conservar el café gourmet?

Si se trata de café en cápsulas basta con leer la etiqueta del producto. Las dudas surgen cuando preferimos el café en granos o molido. Lo importante es que el empaque de estos tenga ese respirador que mencionamos antes para prevenir que se llene de luz, humedad o aire. De hecho, cuando es gourmet siempre tendrá esa característica.

¿Puedo preparar café gourmet en casa?

¡Claro que sí! Aunque se use más en cafeterías, puedes degustarlo en casa y como quieras: en infusión o frío. Cuando se trata de granos de café, lo preferible es molerlo, antes de prepararlo, con un molinillo manual o eléctrico. Si se trata de café gourmet molido, puedes usar diversos métodos: cafeteras francesa, cafeteras italianas, o un simple filtro de tela.

Beneficios del café gourmet

Sí, el café aun cuando es comercial está lleno de propiedades: energía, minerales, fortalecimiento del sistema inmunológico, entre muchas más. Entonces, imagina todo lo que guarda el café gourmet, uno que ha descartado granos sin el grado de madurez deseado, insectos, hojas, etc.

Rasgos orgánicos que nuestro cuerpo agradece

El café orgánico es aquel que es cosechado y procesado de manera artesanal, y que no está contaminado con esos químicos propios de cultivos masivos. El café gourmet cumple con casi todos esos rasgos, por lo que es bastante generoso con nuestro cuerpo. Al tratarse de procesos especializados, no hay forma de que nuestro organismo se vea contaminado por sustancias que encontraríamos en el café comercial.

Disminución del estrés y la ansiedad

Recuerda que el café gourmet tiene elementos muy importantes: infinitos aromas y sabores. Es decir que, cuando encuentres tu preferido, sabrás que con solo el aroma sentirás un estado de relajación. No es lo mismo llenar tus pulmones de especias, flores y frutas, con olores quemados o planos. Sentarte a degustar una taza de café gourmet podría disminuir el estrés y la ansiedad.

Prevención de Parkinson

La cafeína tiene un efecto preventivo ante el Parkinson, aunque no se tiene muy claro cómo funciona exactamente. Recuerda que cada propiedad del café para mejorar nuestra salud va asociada a la cantidad que se toma y al estilo de vida que lleves.

Seguro estarás preguntándote “¿Si ese beneficio me lo ofrece el café en general, por qué preferiría el gourmet?” Imagina que estás tomando agua con aloe vera en la mañana, una que obtuviste tú mismo al retirar los cristales de la planta. Ahora, ponlo en comparación ante una botella de agua con “aloe vera” del supermercado. ¡Allí está el punto!

Ayuda a nuestro organismo

El café es súper bondadoso con el cuerpo. De hecho, está relacionado a la prevención de enfermedades cardiovasculares, diabetes tipo 2, parkinson (como te contamos antes) y sobre todo por ser un antioxidante por excelencia.

El gourmet te asegura todo eso, a diferencia de cualquier café comercial que aparezca en tu camino. Es fácil dejarse llevar por un empaque bonito antes de investigar, leer los ingredientes, la procedencia, etc. Sí, todos hemos pasado por eso pero siempre podemos comenzar desde cero.

¿Eso quiere decir que si tomas todo el café gourmet del mundo podrás evitar cada una de esas enfermedades? No. El café no puede tomarse como un salvador universal. Debes tener claro que si lo consumes en exceso podría ser fatal para tu salud.

© Amazonical. Todos los derechos reservados.