Granos de café: ¿arábica o robusta?

Granos de café

Si has llegado a este artículo es porque eres un amante del café, esta maravillosa bebida caliente o fría que produce energía y placer en tu día a día. Sin embargo, puede que sientas curiosidad por saber qué hay más allá del café molido que sueles preparar.

En esta ocasión hablaremos sobre los granos de café, que no son más que el resultado del fruto ofrecido por el cafeto. ¿Sabías eso? El cafeto es un arbusto del cual se extrae la cereza de café en su estado más crudo. Básicamente, se trata de un proceso largo para llegar a esa bebida que tanto adoramos.

Entonces, el café tostado es la presentación final de esa fruta del cafeto. Pues, en este recorrido te ofreceremos toda la información sobre las variedades de granos de café: arábica y robusta. ¡Comencemos por lo principal!

¿Qué son granos de café?

Cuando lees “granos de café”, seguro lo asocias a máquinas de cafeterías, cuyo resultado son tazas de café delicioso y lleno de aromas increíbles. Y sí, no podemos restarle crédito a los baristas. Sin embargo, la verdad es que con un pequeño molinillo podrías prepararlo en casa.

Los granos son de color marrón ya que están tostados y conservan sus propiedades: su sabor, cuerpo y aroma. Es por esto que, cuando se muelen justo antes de preparar la infusión, resulta toda una rica experiencia. Ahora, el café tiene variaciones. ¡Veamos algunas!

¿Cuál es el café arábica?

Se dice que el café de la variedad arábica es el mejor de todos o al menos el más consumido. Esto se debe a que su sabor resulta más placentero: floral y con notas cítricas. A su vez, tiene una cantidad baja de cafeína.

Y hablando sobre la cafeína, es de la variedad arábica donde surgió el popular café descafeinado. ¿Y cómo se logra que este café no contenga cafeína? Pues, la clave siempre será el tueste. En este caso, podrás descubrirlo más adelante.

¿Dónde se cultiva el café arábica?

La planta de café arábica tiene su origen en el continente africano. Sin embargo, fueron los árabes quienes se atrevieron a tostarlo; pero estamos hablando de hace muchísimos años atrás. En la actualidad, el cafeto arábico se cosecha en 75 países y la mayoría de plantaciones están en América.

Hablamos de cultivos de cafetos que abarcan millones de hectáreas en el mundo, de los cuales el 60% es de especie arábica. Quizás te sorprenda pero, Brasil es el país que produce más café en grano. Sin embargo, Colombia y Etiopía producen la mejor calidad de la especie arábica.

Tipos de café arábica

Typica: esta es la variedad de arábica más antigua. De hecho, de esta derivan muchas más. Es bueno que lo sepas porque así estarás seguro de lo que estás consumiendo. Generalmente se cultiva en Centro América y en Asia. Es de alta calidad y su sabor va desde lo ácido a lo dulce.

Bourbon: lo más curioso de este tipo de arábica es que también proviene de la Typica, así que conserva su nivel de calidad. Entonces, ¿en qué se diferencian? Pues, su sabor es mucho más dulce, por lo que podrías tomarlo sin endulzar. Este se cultiva en América Latina y en Ruanda.

Hay algo muy importante sobre la plantación de la especie arábica: es muy susceptible a plagas, por lo que las grandes plantaciones están expuestas a químicos. Por eso, es recomendable consumir café orgánico o ecológico.

¿Cuál es el café robusta?

Cuando te gusta mucho el café, quieres probar todas sus variedades. Y, aunque la más consumida sea la arábica, no está de más conocer cómo se destaca el grano de café robusta. Primero, debes saber que se trata de otra especie de cafeto, por lo tanto tiene un sabor y aroma distinto.

Además de eso, es importante tomar en cuenta que la especie robusta tiene mayor contenido de cafeína. Quizás tal hecho sea definitivo al momento de elegir tu café. Pero bueno, no por su nivel de cafeína deberías privarte de probarlo. Otro dato importante: su sabor es muy fuerte, entre quemado y amargo.

¿Dónde se cultiva el café robusta?

El cafeto robusta crece en zonas tropicales. Durante el siglo 19 hasta principios del siglo 20 se desplazó desde África Oriental hasta el sudeste Asiático. Su grano es denso, con un sabor fuerte, ideal para servir como base al cappuccino y latte.

A su vez, esta especie requiere de menos cuidados al momento de sembrar y es resistente a las plagas. De ese aspecto tan importante proviene su nombre: “robusta”. Su producción es rápida y en la actualidad se cultiva en India, Brasil y Filipinas.

Arábica y Robusta: ¿cómo identificarlos?

Lo principal es el aroma. Un buen café en grano de la especie arábica resaltará ante los demás. Si eres principiante en esto, siempre debes guiarte por el olor del empaque, por el que más te guste. Por ejemplo, para reconocer el arábico, percibirás frutas, dulce, especias, calidez. Allí es donde solemos decir: ¡esto es café!

Para identificar el de especie robusta, debes guiarte por un aroma fuerte pero que tiende a lo seco, a grano quemado o muy tostado.

¿Y entonces, cuál elegir? Pues, como has leído hasta ahora ambos tienen sus beneficios y se diferencian solo por su nivel de cafeína, su sabor, calidad y aroma.

Si no te gusta ese dulzor natural, podrías mezclar 80% de especie arábica con 20% de robusta. Obtendrás un café con más textura pero que aún mantendrá ese aroma maravilloso. No olvides que también podrías optar por el café sin cafeína.

Café descafeinado: proviene de la arábica

Por supuesto que no podríamos dejar a un lado al café sin cafeína o descafeinado. Este tema puede crear bastante controversia. ¿Cuál prefieres tú, con cafeína o sin cafeína?

El café descafeinado proviene de la variedad arábica. Eso era de esperarse ya que la arábica tiene menos cafeína que la robusta. Pero, un momento, ¿cómo es que se logra eliminar por completo la cafeína? Sencillo: los granos de café son verdes en su forma cruda (café verde), es allí donde se extrae la cafeína antes de tostarlos. Ahora sí, ya que tienes toda la información: ¡disfruta de estas especies de café!

© Amazonical. Todos los derechos reservados.