Plátano deshidratado

El plátano deshidratado conserva muy bien todas las propiedades del fruto al natural, además de ser súper delicioso. También es ideal para combatir problemas digestivos y musculares como el estreñimiento y los calambres. Esta fruta deshidratada se utiliza como aperitivo y también en la elaboración de postres.

Propiedades del plátano deshidratado

Los nutrientes del plátano deshidratado se conservan muy bien en este estado, siendo considerado un snack muy saludable debido a propiedades como:

Fuente de vitaminas y minerales

El plátano seco es un alimento muy nutritivo que contiene vitaminas A, B1, B2,  E, C y B6 así como también minerales como ácido fólico, fósforo, potasio, selenio, magnesio, calcio y también muchas proteínas.

Rico en fibra soluble

Este fruto deshidratado es muy fácil de digerir pero también aporta mucha fibra y contiene una fécula ideal para tratar úlceras estomacales. También son más ricos en fructosa que los plátanos frescos, por lo que es importante que las personas que padecen problemas relacionados con el azúcar lo consuman con moderación.

Beneficios del plátano deshidratado

El plátano deshidratado es ideal para deportistas, ya que ademàs de aportar energía, su nivel de proteína permite que los músculos se regeneren adecuadamente después de un buen entrenamiento.

Combate problemas digestivos

Por su contenido de fibra es ideal para tratar problemas como la diarrea y el estreñimiento, regulando así el buen funcionamiento del sistema digestivo. Su pulpa contiene almidones naturales y polisacáridos que regulan el tránsito intestinal.

Además, es ideal para aquellas personas que tienen restringidos los líquidos en sus dietas, así como a pacientes que sufren de insuficiencia renal.

Relajante muscular

El plátano seco es beneficioso para los atletas porque contiene gran cantidad de magnesio y potasio, que funciona para combatir los calambres y relajar los mùsculos después de un entrenamiento.

Ayuda a combatir la hipertensión

Su alto nivel de potasio es indispensable para regular el sodio y lo hace ideal para complementar la dieta de pacientes con hipertensión. Si te hace bien el plátano deshidratado puedes llevarlo contigo a todos lados como un aperitivo delicioso y saludable, sin tener que preocuparte por que se aplaste o se pudra.

¿Cuántas calorías tiene el plátano deshidratado?

Una porción de 100 gramos de plátano deshidratado contiene 521 calorías, es por ello que quizás no es un snack para comer en gran cantidad, pero sí genera una sensación de saciedad y aporte calórico que te ayudará a controlar la ansiedad y a tener la energía necesaria para tu día a día.

Si deseas adelgazar, quizás no es el mejor alimento para incorporar en tu dieta por su contenido calórico pero puedes tomar pequeñas dosis antes de entrenar para llenarte de energía.

¿Cómo deshidratar plátano?

Deshidratar plátano es muy fácil y puedes hacerlo desde casa, tan solo necesitas un cuchillo, papel de horno, un horno y plátanos frescos. Los plátanos deben estar algo maduros pero no pasados. Si ya los tienes, sigue estos pasos:

1. Retira la cáscara del plátano y córtalo en rodajas muy finas. Para que se conserven mejor y no se pongan marrones tan pronto, puedes sumergirlas brevemente en zumo de limón.

2. Coloca las rodajas sobre una bandeja cubierta con papel de horno.

3. Enciende el horno a una temperatura de 40 grados. Debes ser muy preciso en este punto porque si es superior se pierden vitaminas y nutrientes importantes.

4. Durante el proceso de deshidratación es importante dejar la puerta del horno ligeramente abierta para que la humedad pueda salir fácilmente.

5. El tiempo total de deshidratación dependerá de la temperatura del horno, el grosor de las rodajas y del grado de secado deseado. De esta forma, para obtener resultados óptimos debes estar más al pendiente del punto en el que deseas que queden tus plátanos deshidratados. Generalmente las rodajas duran entre 6 y 12 horas para completar el proceso de deshidratación.

Para conservar los plátanos deshidratados es importante guardarlos en un recipiente cerrado y ubicarlos en un lugar seco.  Lo mejor es que podrás disfrutar de ellos durante mucho tiempo, incluso durante varios años, conservando su sabor y todos sus nutrientes.

© Amazonical. Todos los derechos reservados.