El café: descubre todo sobre este grano milenario

Café

El aroma y el sabor del café es algo que podría llevarte a un momento particular de tu vida, a la sensación de bienestar. Y es que esta deliciosa bebida cumple un rol muy importante en las relaciones humanas: invitar a la reunión, a la conversación. Quizás por eso es una de las más consumidas en el mundo.

Existen muchísimas formas en la que podrías preferir tomarlo: caliente o helado, con sabores fuertes, lleno de especias o acompañado de leche. Poco a poco descubrirás cómo el café ofrece un amplio mundo de posibilidades: desde sus propiedades, hasta las formas en las que podrías prepararlo.

El origen del café

El café es una bebida que se obtiene a base de un grano que nos ofrece el árbol cafeto. Ahora, aunque el cafeto sea originario del oriente de África, fueron los árabes quienes se encargaron de su cultivo. De hecho, a ellos debemos el rasgo ceremonial relacionado a tomar café.

Variedades de café

Existen muchísimas variedades de café en el mundo, aunque las más consumidas son la arábica y la robusta. Veamos cada una a detalle:

Arábica

Esta variedad de café tiene un sabor dulce, con tintes ácidos y frutales. Si te preocupa el nivel de cafeína, te contamos que este contiene solo 1,5%. Casi todas las personas se inclinan por esta especie, de hecho se considera la más refinada.

Un dato curioso es que el cafeto arábico puede alcanzar casi los cinco metros de altura y produce granos de forma ovalada. Además, existen tipos dentro de la misma variedad. ¿Ves cómo es el mundo del café es todo un sinfín culinario?

Robusta

Seguro habrás probado algún café que sabe muy amargo y que, por lo tanto, no es tu favorito. Bueno, hay personas que adoran la especie de café robusta específicamente por eso: su sabor quemado y amargo. Eso sí, su nivel de cafeína es mayor que el de arábica.

Esta variedad de semilla circular es muy usada para la preparación del famoso expreso; con eso podrías hacerte una idea sobre su sabor. Tiene tintes de frutos secos y madera, pero a su vez es muy cremoso. ¡Solo es cosa de atreverse a probarlo!

Presentaciones de café

Si te gusta preparar café en casa, esta información será crucial para que puedas disfrutarlo en las mañanas al despertar, en las tardes con amigos, en la sobremesa o en cualquier momento. ¡Aunque, eso sí! Recuerda que debes consumirlo con moderación, así como cada alimento en la vida.

Café en grano

Muchos temen comprar café en grano para preparar en casa por dos razones que son comprensibles:

1. No tener ni idea de cómo molerlo.

2. Creerlo innecesario cuando podrías obtenerlo ya molido.

Pues, te sorprenderá saber que el café recién molido tiene un aroma increíble y conserva todas sus propiedades. Sí, es mucho más práctico tener en tu despensa un empaque de café molido pero te estarías negando toda una experiencia. ¿Y cuál es esta? Molerlo al instante.

También debes saber que el café en grano se conserva mejor. Puedes guardarlo en un frasco bien sellado y molerlo solo al momento de prepararlo. Solo tiene una pequeña desventaja, y es que tendrás que adquirir un molinillo: manual o eléctrico.

Café molido

Estamos seguros de que este es el café más consumido en casa por dos grandes razones:

1. Es muy práctico y de rápida preparación.

2. Puedes usar una cafetera italiana, francesa o simplemente dejarlo hervir y reposar.

Cuando prefieres el café molido debes estar muy atento al empaque, ya que algunos son especiales para conservar el aroma. Sabemos que esta presentación de café es perfecta para esas mañanas donde no tienes mucho tiempo. Y si quieres un toque especial, podrías acentuar su aroma agregando cardamomo.

Café instantáneo o soluble

Esta presentación de café es la más práctica de todas: agregas una cucharadita en una taza con agua caliente y ¡listo! Mencionamos el café instantáneo porque honestamente es uno de los más consumidos a nivel mundial. Sin embargo, este conservará todas las propiedades del café solo cuando sea de buena calidad.

Existe el mito de que esta presentación no es realmente café. Y bueno, es discutible, ya que no está hecho a base de granos sino de semillas. De hecho, podrás encontrar sucedáneos instantáneos si no quieres consumir cafeína: café hecho a base de cereales.

¿Existe el café ecológico?

Por supuesto que existe y también es conocido como café orgánico. Proviene de plantaciones sin sustancias agroquímicas. Estas sustancias suelen usarse para eliminar plagas, sobre todo en cultivos de alta demanda comercial. Sin duda, el café ecológico es más saludable y a su vez contribuye con el medio ambiente.

Los beneficios de consumir café ecológico son muchos pero entre estos se destacan: alto contenido de minerales, alivio para el dolor de cabeza, aporte de energía y menor concentración de azúcar en la sangre. ¡La mejor opción para cuidar tu salud!

Beneficios del café para la salud

Lo primero que escuchamos sobre la cafeína es que es dañina para el organismo. Pero, recordemos que cuando se consume con mesura, puede guardar beneficios. De hecho, el café tiene muchas propiedades, sobre todo si eliges uno orgánico. ¡Veamos algunas!

Es energizante y terapéutico

Este es el beneficio que podemos asegurar todos: basta con percibir el olor de café en la mañana para que nuestro cerebro se active. Si necesitas energía para realizar alguna tarea o para aumentar tu concentración, tomar café te servirá muchísimo; esto se debe al aumento de dopamina.

El café también resulta terapéutico. Aquí los granos de café ganan protagonismo ya que deben existir muy pocas personas que no sientan quietud y hasta alegría con el aroma del café recién molido. Creemos que tú también consideras que los aromas de ciertas frutas y especias influyen en las emociones.

Desintoxica y elimina grasas

El café tiene un efecto diurético que favorece la actividad gastrointestinal. Tu cuerpo se desintoxica de manera natural pero tomar café puede acelerar ese proceso. ¿Por qué llenarnos de químicos que incluyen cafeína para adelgazar si existe una forma natural? Una dosis baja de café te ayudará a quemar grasa.

Por su mismo efecto detox, muchas dietas veganas no excluyen el café.  Eso sí, debes ser cuidadoso con la procedencia del mismo, su cultivo, su cosecha. Además que, tienes la opción de consumirlo sin cafeína. En definitiva, se puede llevar una vida saludable tomando café en justas medidas.

Cuidado de la piel

Seguro pensarás que este punto no tiene sentido pero ya verás que sí. Generalmente, se relaciona el consumo de café al envejecimiento prematuro de la piel. ¡Y claro, si tomas tres tazas al día! Pero sabemos que te importa tu salud, así que te explicaremos cómo podría ayudarte a tener una piel sana.

El café funciona como tónico y exfoliante. Su textura es perfecta para eliminar impurezas que se acumulan en la piel del rostro y cuerpo. Su uso constante te ayudará a reducir la celulitis, aplacar los brotes de acné y despigmentar esa molestas manchas. ¡Tu piel estará mucho más brillante!

El rol de la cafeína

Aunque muchos huyan de la cafeína, es momento de reconocer las ventajas de esta. Toma nota sobre cómo podría ayudarte, de sus múltiples bondades, cuando se consume con responsabilidad:

1. Alivia el dolor de músculos cuando se practica algún deporte, ya que dilata los vasos sanguíneos.

2. Reduce el riesgo a padecer Parkinson.

3. Es determinante en crisis de asma, ya que dilata los bronquios.

4. Disminuye la concentración de azúcar en la sangre (¡cuando no lo endulzamos con azúcar refinada, por supuesto!).

5. Es una rica fuente de nutrientes: vitamina B5, B3, B2, potasio y magnesio. Además, goza de muchos antioxidantes.

Desventajas del café para la salud

Todo en exceso es terrible. Cuando te contamos sobre los beneficios del café nos referíamos a una taza y no a cinco al día. De hecho, ni siquiera se recomienda tomar café a diario, ya que podría provocar adicción. Revisemos otros datos sobre el café:

Produce ansiedad e insomnio

Si tomas mucho café podría aumentar tu ritmo cardíaco y producir mareos. Es por ello que el café en exceso está contraindicado para personas que padezcan alguna condición relacionada al sistema nervioso central.

Sobre el insomnio, quizás el café te guiñe el ojo cuando necesitas mantenerte despierto durante la noche, ya sea para estudiar o trabajar. Si lo haces en situaciones muy distanciadas, no pasa nada. Ahora, si lo conviertes en un hábito: ¡adiós sueño reparador!

Azúcar

Ya hemos revisados los beneficios del café. El problema, estimados lectores, está en cómo servimos o nos sirven nuestra taza de café. Hay quienes lo prefieren sin endulzar, especialmente cuando es de especie arábica. Pero hay otra cara de la moneda.

Digamos que no te gusta el café sin dulce, sobre todo el de especie robusta, entonces deberías buscar una manera saludable de endulzarlo: papelón, miel orgánica, azúcar morena, dátiles, leches vegetales… ¡Todo menos endulzantes artificiales o azúcar refinada! Por favor, no arruines tu perfecto café y tu organismo.

Deshidratación

Esta desventaja es como la gemela malvada del cuidado de la piel, y hasta del sistema inmune en general. Y es que, cuando consumes altas dosis de café, estás deshidratando tu piel. Imagina lo que pasaría si además llevas una mala alimentación.

A veces pareciese que esa cualidad de saciar que tiene el café pudiera engañar por unas horas al organismo: dejas de sentir hambre y ganas de tomar agua. Es por eso que, debes ser muy cuidadoso. ¡Nunca olvides tomar agua!

Hipertensión e irritación gástrica

Si sufres hipertensión arterial, no deberías tomar café cargado. Es decir que, lo ideal en este caso es huir de la especie robusta y tomar la arábica. También es recomendable que cargues la taza de café hasta un cuarto de la misma y que el resto sea o crema leche vegetal.

Por otro lado, la cafeína puede causar irritación gástrica, sobre todo en aquellas personas que padecen alguna patología asociada al sistema gastrointestinal. En este caso, tu solución podría ser tomar café descafeinado y en pequeñas dosis.

En conclusión, disfruta del café. ¡Es maravilloso! Sin embargo, sé prudente con la cantidad que consumes. Recuerda que la cafeína tendrá efectos en tu cuerpo entre cuatro y seis horas desde la ingesta de café. Entonces, ¿por qué tomarías tres tazas al día?

¿Qué necesitas para preparar café?

Hasta ahora sabes más sobre esta bebida que forma parte de la cultura de muchos pueblos. Debido a ello, la forma de prepararlo tiene infinitas variaciones. Te presentaremos las más populares para que te animes a preparar café en casa, ya sea para disfrutarlo en soledad, en familia o con tus amigos. ¡Toma nota!

Cafetera italiana o greca

Esta cafetera es la más popular por su fácil uso y porque ¡se lava muy fácil! Es de metal y en la actualidad puede encontrarse de todos los colores y tamaños. Se compone por dos compartimentos que se enroscan. El café molido se agrega en un filtro interior, prensándolo. Su característico sonido, te anunciará que está listo.

Prensa o cafetera francesa

Sin duda, la más versátil. No solo te servirá para preparar café sino también para experimentar con té e infusiones. Ya sabiendo esto, continuemos con nuestro protagonista: el café. La prensa francesa es maravillosa por ofrecer un café más espeso e impregnado de aromas. La recomendación es usar café en grano, molerlo y luego agregarlo en la prensa francesa con agua caliente.

Filtros de tela

Si eres un amante del café, no solo por el sabor y aroma, sino por lo terapéutico que puede resultar prepararlo, este será tu método favorito. Los filtros de tela son triangulares y lavables. Sirven para colar y pueden usarse de dos formas:

1. Luego de hervir el café en una olla, colocas el filtro de tela sobre una taza a la altura de diez centímetros aproximadamente. ¡Entonces viertes el café, y listo!

2. Aquí no hierves el café en la olla, sino que agregas una cucharada en el filtro. Luego viertes un poco de agua caliente para humedecer el café, activando así su aroma. Esperas unos segundos antes de agregar el resto de agua hervida y, de nuevo, ¡listo!

Cafetera turca o cezve

Vayamos un paso más allá del anterior. Sí, es posible. Solo necesitas un cezve o cafetera turca. Se trata de un recipiente de cobre o latón, pequeño y con un mango largo. Ideal para preparar café con uno de los métodos más antiguos o tradicionales. La técnica es muy precisa, así que te invitamos a indagar más sobre esta.

¿Cómo convertir tu café en algo más especial?

Luego de conocer qué es exactamente el café, sus variedades, propiedades, y hasta cómo prepararlo, te preguntarás qué más información necesitas saber sobre este tema. Y aquí vamos: existen muchas opciones para experimentar con el café, obteniendo sabores y aromas nuevos. ¡Estas son nuestras recomendaciones finales!

Café con leche vegetal

Cada leche vegetal dará un toque particular a tu café: de coco, avellanas, soja, almendras y muchas más. Agrega tu leche vegetal favorita al café orgánico. Resultado: ¡una combinación perfecta!

Café con especias

Casi todo lo que nos ofrece la tierra puede ser mezclado para tener nuevas experiencias sensoriales. Una de estas es aromatizar con especias el café: pimienta, canela, nuez moscada, cardamomo, entre muchas más. ¡Atrévete a encontrar el aroma que te haga sentir feliz!

© Amazonical. Todos los derechos reservados.