Las 9 frutas y verduras más raras del mundo

Seguramente crees que ya lo has visto todo en cuanto a frutas y verduras exóticas y tropicales, pero existe una variedad de alimentos que nos siguen sorprendiendo por su apariencia y sabor. La mayoría de estas frutas son de origen latinoamericano y muchas otras provienen de tierras cálidas en Asia y África.

En esta oportunidad te mostraremos una lista de las frutas y verduras más raras del mundo, pero que forman parte de la gastronomía y tradiciones de algunas culturas. ¿Te animarías a probarlas?

1. Durio

Esta fruta es propia del sudeste asiático y se utiliza mucho en diferentes preparaciones debido a su intenso sabor. Sin embargo, su presentación no es muy agradable a los sentidos, ya que su cáscara posee un olor muy fuerte y desagradable.

2. Fresas blancas

Las fresas blancas fueron descubiertas por primera vez en tierras de América del Sur, pero llevaron su cultivo a Europa a través de Gran Bretaña.

Como su nombre lo indica, son frutas idénticas a las fresas convencionales pero en vez de ser rojas, son blancas. A pesar de esto, su sabor se asemeja más al de la piña y se comercializan especialmente en el mercado gourmet.

Esta fruta destaca por su alto contenido de vitaminas A, C y B9, que ayuda a prevenir problemas cerebrales y cardiovasculares, así como afecciones relacionadas con la migraña y ciatalgia. De igual forma, su contenido de potasio es vital para el cuidado de nuestros huesos y músculos.

3. Copoazú

Esta fruta rara y exótica es propia de América del Sur y se encuentra mayormente en las selvas de Venezuela. Parece un coco ovalado pero en su interior encontrarás una pulpa deliciosa con la cual han elaborado diferentes preparaciones como el famoso “cupulate” o “chocolate de copoazú”, con propiedades muy saludables para nuestro organismo. También se utiliza para elaborar zumos, sorbetes, mermeladas, gelatinas y postres.

La pulpa blanca del copoazú es rica en grasas saludables y proteínas, al igual que minerales como fósforo, calcio, pectina y vitamina C.

4. Yaca

Es la fruta nacional de Bangladesh, proveniente del “árbol de jack”, muy común en las comidas del sudeste asiático.

La pulpa de color amarillo de esta fruta extraña contiene un juego muy dulce con un toque ligero de ácido que recuerda a la combinación de mango con naranja. También puedes consumir sus semillas, que son ricas en carbohidratos, lípidos y proteínas.

Esta fruta contiene altos niveles de magnesio que mejoran nuestro sistema inmunológico y la salud de nuestros músculos. Además, es una gran fuente de antioxidantes y su contenido de fibra favorece nuestra digestión.

5. Tamarillo

Muchas personas lo denominan “tomate de árbol” por su semejanza con el tomate. Sin embargo, su sabor es mucho más dulce por lo que suele ser incorporado en la alimentación de los niños, que pueden tolerarlo mejor.

Su contenido es rico en vitaminas B, C y A, magnesio y antioxidantes como la niacina, caroteno y riboflavinas que ayudan a combatir los radicales libres y fortalecer los músculos. Además, es ideal para incorporar en dietas de personas que buscan bajar de peso porque contiene altos niveles de agua y un valor calórico muy bajo.

Asimismo, su contenido de fibra natural lo hace una merienda saludable para atacar la ansiedad que se produce entre comidas.

6. Colinabo

Se trata de una raíz muy parecida al nabo, pero contiene mayor cantidad de azúcares.

Es una verdura muy famosa por su alto contenido de fibra que ayuda a mejorar el tránsito intestinal y a desintoxicar nuestro organismo de sustancias nocivas.

Siendo familia de otras plantas como el brócoli o coliflor, los colinabos presentan antioxidantes tales como glucosinolates, caroteno y vitamina C.

Los colinabos son ideales para personas que sufren de hipertensión porque contienen muy bajos niveles de sodio. En cambio presentan fósforo y potasio, que ayudan a regular la presión arterial.

7. Hinojo marino

Se trata de una verdura ligeramente picante pero muy rica en vitamina C, siendo un poderoso antioxidante que no falta en ensaladas y preparaciones de pescados.

Al igual que el hinojo tradicional, el hinojo marino también se utiliza para tratar problemas digestivos y flatulencias.

8. Zapote negro

Esta fruta rara es originaria de México y Colombia, aunque ya empezó a cultivarse en localidades como Australia, Filipinas y Estados Unidos.

Si algún día te cruzas con esta fruta tropical rara, probablemente ni quieras probarla por su aspecto; parece un aguacate, pero al abrirla contiene una pulpa de color marrón.

¡Que la apariencia de esta fruta extraña no te engañe! Para los amantes de los postres es una fruta sumamente deliciosa, ya que tiene un sabor y textura similar al mousse de chocolate.

Para sorpresa de muchos, esta fruta contiene más vitamina A y C que una naranja. Además, su bajo contenido calórico lo hace un alimento súper saludable y con propiedades medicinales para combatir el insomnio, aportar energía, tratar problemas respiratorios, de piel, para reforzar la vista o incluso facilitar la digestión.

9. Romanesco

Esta verdura rara pareciera haber estado diseñada, ya que su apariencia es muy atractiva y simétrica. Aún no es muy común en el mercado europeo, pero se puede adquirir mayormente durante el invierno.

El Romanesco contiene propiedades nutricionales elevadas, con un alto contenido de fibra, vitamina C, provitamina A, ácido fólico, potasio y fósforo. Además, contiene muy pocas calorías y su digestión es más ligera que la de una coliflor, por lo que produce menor cantidad de gases. También es ideal para mantener nuestras defensas altas y protegernos de los cambios de estación y de otras enfermedades.

Muchas personas lo consumen cocido en agua, preparado al vapor o en horno, y es tan saludable que puedes comerlo como un plato principal junto con otros vegetales o como acompañante o ingrediente de una tortilla o plato más fuerte.

© Amazonical. Todos los derechos reservados.