Alivia el dolor de cabeza con infusiones y tés

Si te gustan los tés y las infusiones, en este artículo te mostramos algunos de los más eficaces para combatir el dolor de cabeza de manera natural.

Uno de los dolores más comunes que afecta a diario a un buen número de personas es el de cabeza. Las causas que lo desencadenan son múltiples y su intensidad también. La mayoría de veces, como en el caso de las cefaleas, se trata de un trastorno molesto y puntual. Pero quién sufre migrañas sabe que el dolor puede llegar a ser tan incapacitante que incluso puede llegar a interrumpir las actividades diarias.

En el mercado podemos encontrar medicamentos que alivian los síntomas de los diferentes tipos de dolor de cabeza. Como alternativa a estos fármacos, también existen remedios naturales con propiedades analgésicas y relajantes elaborados a partir de plantas. Es el caso de los tés y las infusiones.

Dolor de cabeza: Tipos y causas

El dolor de cabeza puede aparecer de forma gradual o repentina, en un solo lado del cráneo o en ambos, ser agudo, punzante, constante o intermitente. Y puede durar minutos o incluso días.

El tipo de dolor más frecuente es el tensional. Este suele aparecer cuando los músculos del cuello y de la cabeza se contraen a causa del estrés, el cansancio o de una mala postura.

Le siguen las migrañas, un dolor intenso en uno de los lados de la cabeza que suele ir acompañado de sensibilidad a la luz y al ruido, náuseas, vómitos o problemas de visión.

Otros factores que pueden provocar dolor de cabeza son:

  • Una gripe, un resfriado o padecer sinusitis.
  • Cambios hormonales: síndrome premenstrual, menopausia, embarazo.
  • Un exceso de cafeína (cuatro tazas de café al día, o más) o dejar de consumirla de forma abrupta provocando un síndrome de abstinencia. Lo mismo ocurre con el consumo elevado de alcohol o de medicamentos. Se ha demostrado que abusar de los analgésicos para aliviar el dolor de cabeza puede convertir este trastorno en un problema crónico.
  • Ejercicio físico demasiado intenso, especialmente sin haber calentado antes.
  • Deshidratación.
  • Insomnio.
  • Mal funcionamiento del hígado.
  • Déficit de la enzima diamino oxidasa, o DAO. Esta se encarga de metabolizar la histamina y si no hay suficiente DAO, los niveles de la hormona aumentan y con ella las probabilidades de que aparezca el dolor.

Infusiones y tés para aliviar el dolor de cabeza

Algunas plantas tienen propiedades específicas que combaten los síntomas y las causas asociadas al dolor de cabeza. Las hay que son capaces de bloquear los receptores del dolor. Otras reducen la inflamación, la tensión muscular y el estrés.

Conocer el origen del dolor es importante para elegir la infusión que mejor se ajuste a tus necesidades.

A continuación te mostramos algunas de las plantas más eficaces para combatir este problema.

Boldo

El boldo ayuda al hígado a realizar mejor sus funciones, con lo que el organismo se mantiene más saludable. Además, esta infusión produce efectos calmantes y relajantes.

Las personas que padecen problemas hepáticos o inflamación de las vías biliares deberían abstenerse de ingerir boldo.

Clavo

Por sus propiedades analgésicas y antiespasmódicas, el clavo se ha utilizado desde hace siglos para aliviar dolores como el de cabeza y el de muelas. Sus efectos se deben a dos de sus principios activos: el eugenol y la capsaicina. Ambos actúan sobre los receptores del dolor, bloqueándolos.

Ten en cuenta que si estás tomando anticoagulantes, deberás abstenerte de ingerir esta infusión.

Jengibre

Se trata de un analgésico natural con efecto antioxidante que ayuda a reducir la inflamación y calmar el dolor. Además, es muy eficaz para aliviar las náuseas y combatir el estrés.

Si el sabor de esta infusión te resulta demasiado intenso, prueba a añadirle miel o unas rodajas de limón.

Lavanda

La lavanda es especialmente útil ante una cefalea de tipo tensional. Es rica en flavonoides, taninos y fitosteroles, que le aportan sus propiedades analgésicas, relajantes y antiinflamatorias.

Se puede tomar en infusión, pero sus efectos se potencian cuando se utiliza como aceite esencial para masajear la zona.

Manzanilla

La manzanilla, entre otras muchas propiedades, produce efectos ansiolíticos y relajantes, por lo que puede aliviar el dolor en los casos de cefalea tensional y periodos de estrés. Se cree que uno de sus principales principios activos, la apigenina, actúa como antiinflamatorio de forma muy similar a como lo hacen las benzodiacepinas.

Melisa

Esta planta es conocida por sus propiedades ansiolíticas y calmantes. Por eso, la infusión de melisa se suele utilizar como remedio natural para combatir los síntomas del estrés y la ansiedad. Así que es un buen remedio para aliviar el dolor de cabeza tensional.

Menta

Otra infusión eficaz para tratar la cefalea tensional es la menta. No solo actúa como analgésico, sino que también ayuda a calmar los nervios alterados por causa de la ansiedad y el estrés. Como en el caso de la lavanda, un masaje en la frente o en las sienes con aceite esencial de menta puede resultar muy útil.

Rooibos

Al ser rico en flavonoides, el rooibos actúa como un potente antioxidante, protegiendo el cuerpo de los efectos nocivos de la oxidación de las células. Uno de ellos es la inflamación, causante muchas veces del dolor de cabeza.

Té negro

La principal característica del té negro es la gran cantidad de cafeína que contiene. A pesar de ello, y en su justa medida, puede resultar beneficioso ante una cefalea, ya que esta sustancia es vasodilatadora, una propiedad que alivia el dolor. Ahora bien, un consumo excesivo puede aumentar la frecuencia de aparición de los dolores y las migrañas.

Té verde

A diferencia del anterior, no contiene tanta cafeína, pero si es rico en catequinas, unas sustancias antioxidantes capaces de reducir la inflamación.

Tila y pasiflora

Ambas plantas ejercen un efecto ansiolítico suave, además de antiespasmódico. Cualquiera de ellas es aconsejable cuando la cefalea es por tensión, ya sea nerviosa o postural.

Valeriana

Como las dos anteriores, la valeriana es una planta con propiedades sedantes y antiespasmódicas, por lo que es un buen remedio para tratar las cefaleas tensionales.

Cuando acudir al médico

Los tés y las infusiones son una buena opción para calmar los dolores, pero nunca deberían sustituir el tratamiento farmacológico.

Cuando las cefaleas aparecen de forma ocasional, podemos probar a aliviarlas tomando alguna infusión. Pero si el dolor es muy intenso y repentino, o persiste durante más de dos días a pesar de nuestros esfuerzos, es momento de acudir al médico para que averigüe qué está causando el trastorno y nos prescriba un tratamiento adecuado.

Artículos relacionados
© Amazonical. Todos los derechos reservados.