15 infusiones que ayudan a dormir mejor

Si tienes dificultades para dormir bien, las infusiones pueden resultar de gran ayuda. Te explicamos cuáles son las más eficaces.

Tener un sueño profundo y reparador es esencial para que nuestro organismo recupere la energía y lleve a cabo procesos de reparación. Pero, también, para que nos mantengamos alerta, aumenten nuestras capacidades de aprendizaje y podamos afrontar los retos del día a día.

Sin embargo, en ocasiones nos cuesta conciliar el sueño o nos despertamos varias veces durante la noche, para luego levantarnos por la mañana agotados.

Para evitar que este problema se convierta en una pesadilla, existen soluciones farmacológicas y remedios naturales cuyos efectos relajantes combaten el insomnio. No obstante, antes de tomar cualquier sustancia, conviene saber cuáles son las causas que nos impiden pegar ojo.

¿Qué provoca la falta de sueño?

No dormir bien influye directamente en todo aspecto de nuestra vida. Al despertar nos sentimos cansados, sin energía y, a menudo, de mal humor. No estamos preparados para llevar a cabo las tareas diarias y todo se nos hace una montaña.

Si la situación es puntual, no pasa nada, nos recuperaremos en uno o dos días, en cuanto podamos dormir profundamente. Pero si se alarga en el tiempo, las consecuencias pueden ser problemas de salud más o menos graves: facultades cognitivas mermadas (falta de atención y concentración, pérdidas de memoria), dolores de cabeza, ansiedad, depresión o un aumento del riesgo de desarrollar obesidad y enfermedades cardíacas.

Factores como el estrés, el nerviosismo, las preocupaciones diarias, experiencias traumáticas, una mala digestión o los dolores causados por una enfermedad, pueden alterar la calidad del sueño.

En algunos casos deberemos acudir al médico para que nos prescriba el tratamiento más adecuado. Pero en otros bastará con tener lo que se conoce como una buena higiene del sueño, es decir, adoptar una serie de medidas que nos relajen y nos preparen para dormir mejor. Entre ellas se incluyen:

  • Tomar cenas ligeras.
  • Dormir en un colchón y con una almohada cómodos.
  • Tomar un baño o ducha caliente.
  • No tomar estimulantes ni alcohol a partir de media tarde.
  • Procurar acostarse y levantarse cada día a la misma hora.
  • Realizar ejercicios respiratorios para calmar la ansiedad.

Infusiones que te ayudarán a conciliar el sueño

Las infusiones se elaboran a partir de las flores, hojas y raíces de las plantas. Todas ellas tienen propiedades que benefician a nuestra salud: expectorantes, antiinflamatorias, antibióticas, digestivas, etc. Pero algunas también actúan como sedantes y ansiolíticos, con capacidad para calmar los estados de ansiedad y relajar el cuerpo.

En el siguiente listado se incluyen exclusivamente infusiones y se dejan de lado los tés. El motivo es que estos contienen cafeína (también conocida como teína). Por lo tanto, no están indicados para combatir los problemas del sueño.

1. Amapola de California

La función de esta planta es doble. Por un lado, contribuye a aumentar los niveles de serotonina y melatonina en el cerebro, produciendo en nosotros un estado de calma y reduciendo la ansiedad. Y, por otro, tiene propiedades antiinflamatorias que mejoran las molestias provocadas por la pesadez de estómago y reducen los gases.

2. Cúrcuma

Además de tener efectos antiinflamatorios, antivirales y antibióticos, la infusión de cúrcuma ayuda a dormir mejor, sobre todo si se mezcla con jengibre.

3. Espino blanco

Al ser un relajante muscular natural, el espino blanco es muy útil para reducir el estrés y la ansiedad. Por lo tanto, favorece la relajación y ayuda a conseguir un sueño más profundo.

4. Hierbaluisa

De efectos tranquilizantes, la hierbaluisa es ideal para calmar los nervios y los dolores leves. También despeja la mente, así que favorece la relajación de todo el organismo, preparándolo para dormir plácidamente.

5. Lavanda

Esta planta ya se usaba en la antigüedad por sus propiedades relajantes. De hecho, la lavanda es un ansiolítico natural que ayuda a combatir el estrés y a tranquilizar el cuerpo y la mente, favoreciendo el sueño.

6. Lúpulo

Esta planta, desconocida para muchos, calma el sistema nervioso al actuar como relajante muscular. Esto mejora los estados de estrés y ansiedad, así como las digestiones pesadas.

7. Manzanilla

Si el causante del insomnio es una mala digestión, tomar una infusión de manzanilla suele ser una buena solución. Además, al poseer efectos sedantes leves y flavonoides que actúan sobre el sistema nervioso, induce a la relajación y, por lo tanto, contribuye a dormir mejor.

8. Melisa (toronjil)

Una infusión de melisa es uno de los mejores remedios naturales si tienes dificultades para dormir. Sus propiedades relajantes calman el estrés y la ansiedad, y facilitan la digestión. Combinada con manzanilla o valeriana potencia sus efectos, ayudando a dormir y descansar durante la noche.

9. Menta

La menta, por sus propiedades sedantes y antiinflamatorias, no solo se utiliza para tratar el estrés, sino también los problemas de insomnio.

10. Pasiflora

La pasiflora es de gran utilidad en los casos en los que se padece sueño intermitente. Si te despiertas en mitad de la noche, una o varias veces, una infusión de esta planta te ayudará a dormir más profundamente.

Al actuar como un sedante, la pasiflora ayuda a combatir los trastornos del sueño. Sin embargo, hay que tener cuidado al tomarla porque su efecto es bastante potente y puede producir somnolencia durante el día. Es recomendable empezar con una dosis baja e ir aumentándola en función de cómo responda el cuerpo.

11. Pasionaria

La pasionaria es otro relajante natural, con propiedades analgésicas, muy utilizado para tratar el insomnio.

12. Romero

Al actuar como relajante muscular, la infusión de romero calmará los nervios y te ayudará a dormir mejor.

13. Rooibos

Muchos piensan que el rooibos contiene teína, pero nada más lejos de la realidad. De hecho, es un ansiolítico natural gracias a su elevado contenido en antioxidantes, vitaminas B y C y magnesio. Por lo tanto, favorece una mejor digestión y un sueño profundo.

14. Tila

La tila es un sedante natural muy utilizado para tratar el estrés, calmar los nervios y reducir la tensión. Como resultado, ayuda a disfrutar de un sueño tranquilo y reparador.

También es una planta que se usa para disminuir la hipertensión, así que no es aconsejable tomarla si ya tienes la tensión baja.

15. Valeriana

Quizás sea la infusión más conocida para tratar el insomnio y mejorar la calidad del sueño. Esto es debido a que algunos de sus componentes (en concreto el ácido valerénico y los antioxidantes) ayudan a controlar la ansiedad y producen un estado de relajación general.

¿En qué momento tomar infusiones para dormir?

Por regla general, no es necesario beber más de dos o tres infusiones al día. La dosis dependerá de tu nivel de estrés. Una taza antes de acostarte será suficiente si solo necesitas relajarte. Pero si lo que te impide conciliar el sueño es un elevado estado de nerviosismo, es mejor tomar una par de tazas a lo largo del día.

Sin embargo, debes tener en cuenta que, a no ser que tomes medidas para tener una buena higiene del sueño, una infusión por sí sola no resolverá el problema.

Por otro lado, antes de tomar cualquier infusión, y si piensas hacerlo con frecuencia, considera primero los siguientes puntos:

  • Si estás tomando algún tipo de medicación (en especial antidepresivos, antiepilépticos o fármacos para el insomnio), consulta con tu médico ya que algunas plantas producen efectos secundarios o interaccionan con ciertos medicamentos.
  • Si sufres incontinencia urinaria o necesitas ir al baño con frecuencia, quizás no sea buena idea beber infusiones antes de ir a dormir, sobre todo porque muchas de ellas tienen propiedades diuréticas.
  • Si después de varios días el insomnio continúa o empeora, consulta con un especialista.

En resumen, beber infusiones de hierbas es una forma natural y saludable no solo de hidratarse y eliminar toxinas, sino que pueden ayudarte a conciliar el sueño.

Artículos relacionados
© Amazonical. Todos los derechos reservados.