Tés e infusiones para reducir la inflamación

En este artículo destacamos algunos de los mejores tés e infusiones para desinflamar las vías respiratorias y el aparato digestivo.

El dolor en las articulaciones, las cefaleas, el dolor abdominal, los síntomas gripales o las agujetas son trastornos relacionados con procesos inflamatorios. Afectan a un rango tan alto de la población que, de hecho, los medicamentos más consumidos en el mundo son los antiinflamatorios. Sin embargo, no todas las personas pueden tomarlos, y ahí es donde entra la medicina natural.

La naturaleza nos ofrece un amplio surtido de plantas cuyos principios activos ya se utilizan en la fabricación de fármacos que alivien el dolor. Aunque, si lo que buscas es huir de productos químicos, las infusiones y los tés pueden ser tu mejor aliado en los casos de inflamación leve.

Las causas de la inflamación

Cuando nuestro cuerpo sufre cualquier tipo de infección, lesiones, estrés, ciertas enfermedades o entra en contacto con sustancias alérgicas, el sistema inmunitario inicia un mecanismo de defensa para protegernos: la inflamación.

En la mayoría de los casos, el propósito de esta reacción es eliminar los agentes dañinos e iniciar el proceso de reparación. En cambio, en otras ocasiones son nuestras propias defensas las que atacan el tejido sano, cómo ocurre en la artritis.

La inflamación suele durar unos pocos días y puede ir acompañada de dolor, picor, sensación de calor en la zona afectada o fiebre. Pero mantenida en el tiempo, aumenta el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares, diabetes, osteoporosis, fibromialgia, depresión o cáncer, entre otras afecciones.

Dormir bien, reducir los niveles de estrés (meditar, pasear, masajes, practicar yoga, etc.) y hacer ejercicio de forma regular y moderada, son hábitos que refuerzan nuestras defensas y, por lo tanto, reducen la inflamación.

Otro modo de conseguirlo es mediante tés e infusiones que contengan propiedades antiinflamatorias.

Tés e infusiones para desinflamar estómago, intestino y colon

Anís

El anís, tanto el estrellado como el verde, es bien conocido por sus capacidades para aliviar las molestias digestivas. Sus propiedades carminativas ayudan a evitar los gases, mejorar las digestiones y reducir la hinchazón abdominal. También se utiliza para aliviar el dolor de los espasmos intestinales causados por la gastroenteritis.

Jengibre

Una de las propiedades del jengibre es mejorar la digestión, por eso es eficaz para aliviar los cólicos, las náuseas y desinflamar el abdomen tras una digestión pesada. Gracias a sus propiedades antiinflamatorias reduce la acidez y previene las úlceras gastrointestinales.

Cúrcuma

La cúrcuma es un potente antiinflamatorio que unido a sus propiedades analgésicas y antioxidantes es capaz de aliviar las inflamaciones del intestino relacionadas con la colitis ulcerosa, la gastritis y la pancreatitis.

Milenrama

Cuando la inflamación gástrica se debe a la ingesta de medicamentos o a la acción de algún microorganismo, la infusión de milenrama será muy útil para desinflamar y aliviar el dolor. También es de gran ayuda ante las inflamaciones hepáticas y los dolores menstruales.

Cardamomo

Las semillas de esta planta contienen un aceite esencial que le otorga propiedades antiinflamatorias. Por eso no solo es útil para aliviar las molestias causadas por la inflamación intestinal, como en el caso del síndrome de intestino irritable (conocido como colon irritable), sino que mejora la digestión y ayuda a eliminar los gases.

Té verde

La infusión de té verde es una de las que más antioxidantes contiene, por lo que es muy eficaz para combatir la hinchazón abdominal. Además, calma el dolor provocado por los espasmos estomacales.

Canela

Tomada en infusión, la canela es excelente para desinflamar el abdomen, mejorar el tránsito intestinal y reducir las flatulencias. Se recomienda tomarla cuándo aparecen náuseas.

Menta

Con propiedades sedantes, antiinflamatorias y antiespasmódicas, la infusión de menta es ideal para desinflamar el intestino y reducir los síntomas del colon irritable. Además, reduce los gases, la hinchazón abdominal y calma el dolor.

Hinojo

Las propiedades antiinflamatorias y antiespasmódicas del hinojo hacen que una infusión de esta planta pueda calmar el dolor que produce un estómago o un intestino inflamado. Por lo tanto, es buena para aliviar los síntomas de la colitis ulcerosa, el síndrome de intestino irritable y otras molestias digestivas.

Manzanilla

Esta popular planta es de las más recomendadas cuando aparecen problemas digestivos. Además de aliviar las molestias que produce una digestión pesada, el ardor y las náuseas, es muy útil para calmar los síntomas de las úlceras y la gastritis.

Salvia

De entre sus muchas propiedades, de la salvia destacan la antiinflamatoria y la astringente. Gracias a ello, la infusión de esta planta mejora la flora bacteriana y previene la inflamación intestinal. Por lo tanto, es un buen remedio para aliviar los síntomas del colon irritable.

Melisa

También conocida como toronjil, esta planta es de las más eficaces para tratar la inflamación de colon y de intestino. Su acción antiinflamatoria calma el dolor y la irritación. Además, es un buen remedio natural en caso de gases y pesadez de estómago.

Regaliz

Las propiedades antiespasmódicas y antiinflamatorias del regaliz protegen la mucosa gástrica. Como resultado, puede aliviar las molestias de una digestión pesada, de la colitis y los cólicos.

Tés e infusiones para desinflamar la garganta

Melisa

La infusión de melisa tiene propiedades expectorantes y calma la tos. Por eso, se utiliza tanto como bebida, como para hacer vahos o gárgaras con el fin de despejar las vías respiratorias y desinflamar la garganta.

Jengibre

La infusión de esta raíz es muy popular para tratar los síntomas del resfriado. Debido a sus propiedades antiinflamatorias y antibacterianas combate los microorganismos que causan irritación, inflamación y dolor en la garganta.

Té verde

Este té es rico en antioxidantes, una sustancias que estimulan la función del sistema inmunitario y combaten la inflamación. Está indicado para tratar la sinusitis y el dolor de garganta.

Canela

Gracias a sus propiedades antibacterianas, analgésicas y antiinflamatorias, la infusión de canela combate los gérmenes que causan la irritación y la inflamación de garganta. 

Cardamomo

Elaborada a partir de las semillas de la planta, la infusión de cardamomo es eficaz para disminuir la inflamación de la garganta, ya que posee propiedades antiinflamatorias y antibacterianas.

Manzanilla

Aunque es más conocida por sus propiedades digestivas, la manzanilla también es un buen remedio para desinflamar las vías respiratorias. Por eso, se aconseja tomarla en procesos gripales y catarrales.

Regaliz

Al actuar como un antibiótico natural, el regaliz disminuye la inflamación de las vías respiratorias y de la mucosa que las recubre. Al mismo tiempo, calma la irritación y alivia la tos.

Tomillo

La infusión de tomillo es uno de los remedios más socorridos cuando se sufre dolor de garganta. Sus propiedades antitusivas y mucolíticas ayudan a calmar el picor y la irritación.

Eucalipto

Por lo general, el eucalipto se utiliza en forma de baños de vapor, o vahos, para descongestionar las vías respiratorias. Pero sus propiedades mucolíticas y antibacterianas combaten los microorganismos causantes de la irritación y ayudan a calmar el dolor de garganta.

Los procesos inflamatorios pueden causar molestias que nos provoquen tanto dolor que incluso nos impidan llevar a cabo las actividades diarias. En estos casos, cualquiera de las infusiones que hemos visto en este artículo te serán de gran alivio.

Artículos relacionados
© Amazonical. Todos los derechos reservados.