Semillas de girasol

Semillas de girasol

Las semillas o pipas de girasol son popularmente utilizadas como un snack delicioso, pero no todo el mundo conoce los beneficios y propiedades que pueden aportar para nuestra salud. Este alimento ayuda a prevenir enfermedades degenerativas y contiene altas propiedades antioxidantes.

Propiedades de las semillas de girasol

Las semillas de girasol son alimentos antioxidantes, ricos en vitaminas, minerales, fibras, proteínas y grasas saludables. Entre sus propiedades más importantes, podemos destacar:

Poderoso antioxidante

Este tipo de semillas contienen vitaminas y sustancias antioxidantes que ayudan a mantener nuestras células saludables, evitando así el envejecimiento prematuro. Esto se puede llevar a cabo porque dichas sustancias eliminan los radicales libres de nuestro organismo, a los que estamos expuestos casi todos los días debido a factores externos como la contaminación o el estrés.

Rica en nutrientes y carbohidratos saludables

Las semillas de girasol contienen ácido linoleico, conocido como un ácido graso saludables que favorece la salud de nuestro corazón, a diferencia de las grasas saturadas que se encuentran en los alimentos procesados.

Además, una dieta balanceada que incluya este tipo de alimentos, será rica en fibra y carbohidratos saludables. Esta combinación genera un efecto saciante y energético que te alejará de los míticos antojos de alimentos procesados después de las comidas.

Fuente de vitaminas y minerales

Las semillas de girasol son popularmente conocidas por su alto contenido de vitamina E y del grupo B, pero muchas personas no saben que también contienen vitamina J. Esta vitamina es muy poco conocida, pero actúa como una coenzima vital para el desarrollo de las membranas oculares.

Además, las semillas de girasol contienen minerales como el hierro, zinc, fósforo, magnesio y potasio.

Beneficios de las semillas de girasol

Seguramente quieras saber para qué sirve la semilla de girasol y es que este alimento contiene múltiples beneficios. Principalmente contribuye con la salud de nuestro corazón y nos protege de muchas enfermedades. Entre sus principales beneficios, tenemos:

Reducen el nivel de colesterol

Los agentes antioxidantes de las semillas de girasol evitan que el colesterol se oxide. De esta manera impiden que éste se adhiera a los vasos sanguíneos. Asimismo, sus fitosteroles son compuestos que también ayudan a reducir el nivel de colesterol en sangre, reduciendo así el riesgo de accidentes cardiovasculares.

Previene enfermedades crónicas y degenerativas

Debes saber que la vitamina E presente en las semillas de girasol disminuye el riesgo de desarrollar enfermedades como el cáncer de colon. Además, son compatibles con la dieta de personas que sufren de diabetes, por lo que ayuda a prevenir complicaciones relacionadas con esta enfermedad crónica.

Además, sus componentes antioxidantes también tienen propiedades antiinflamatorias que evitan y reducen los síntomas de afecciones como el asma y enfermedades como la osteoartritis y artritis reumatoide.

Ideal para deportistas

Las semillas de girasol aportan grandes cantidades de energía gracias a su alto nivel de proteínas, lo cual permite a los deportistas aumentar su masa muscular de forma saludable y regenerar sus tejidos después de un entrenamiento fuerte.

Además, su concentración de hierro y potasio, no solo ayuda a prevenir enfermedades como la anemia, sino también ayuda a estimular el sistema nervioso.

¿Las semillas de girasol engordan?

Las semillas de girasol no engordan siempre y cuando no excedas el consumo diario de éstas. Como todo fruto seco, su aporte calórico es elevado, pero esto no quiere decir que no puedas incorporarla en una dieta para bajar de peso.

De hecho, te ayudarán mucho a cumplir tus objetivos gracias a su contenido de fibra, que te servirá como un snack saludable después de tus entrenamientos, alejándote de los alimentos procesados. Es por ello que lo más recomendable es acompañar el consumo de estas semillas con una rutina de ejercicios leve o moderada si quieres sacar el máximo provecho de sus beneficios.

¿Cuántas calorías tienen las semillas de girasol?

Debes saber que 100 gramos de girasol contienen 584 calorías, lo cual es un aporte calórico elevado. Es por ello que debes regular su consumo y hacerlo parte de una dieta equilibrada, combinándolo con un estilo de vida activo.

¿Cuántas semillas de girasol comer al día?

Para incorporar las semillas de girasol a nuestra dieta a modo de snack, lo mejor es consumir al día 30 gramos, lo que equivaldría a 3 cucharadas. Además, para evitar que consumas dosis de sodio, evita comprar las semillas de girasol que venden en el supermercado e incluye sal, ya que su versión natural será mucho más saludable y concentrará todos sus beneficios y propiedades.

Contraindicaciones de las semillas de girasol

Las contraindicaciones o efectos secundarios de las semillas de girasol están relacionadas con su consumo en exceso, por lo cual es importante consumirlas moderadamente. Entre las más importantes podemos destacar:

Problemas cardíacos

Si consumes semillas de girasol en exceso, su nivel de grasas saturadas, que es muy poco, combinado con otro tipo de alimentos procesados, puede ocasionar una obstrucción en las arterias. Es por esta razón que es necesario evitar comprar aquellas semillas que vienen con sal añadida.

Aumento de peso

Si consumes en exceso este alimento, podrá ocasionar un incremento de sodio en tu organismo que te haga retener líquidos. Esto, además de ocasionar un aumento de peso, también puede que te genere otro tipo de afecciones a nivel digestivo.

Afecciones en los riñones

Aunque las semillas de girasol contienen fósforo, que es un mineral muy importante para la absorción de calcio, si las consumes en exceso podrías forzar tus riñones. Éstos se verán sobre esforzados a depurar este mineral, lo cual puede conducir en dolencias renales.

© Amazonical. Todos los derechos reservados.