Ciruela pasa

Ciruela pasa

La ciruela pasa representa uno de los frutos secos más populares y utilizados en la cocina. Es utilizada muchas veces en la elaboración de dulces y panes. Sin embargo, puede ser consumida como un snack energético y lleno de fibra, con grandes propiedades para controlar el peso. Sigue leyendo y descubre para qué sirven las ciruelas pasas y por qué deberían ser parte de tu dieta.

Propiedades de la ciruela pasa

La ciruela en su presentación seca concentra y potencia todas las propiedades de su versión natural. Presenta muchos minerales y fibra que las hacen el complemento perfecto para aquellas personas que realizan actividades físicas y que quieren combatir la ansiedad con un snack saludable.

Fuente de fibra

La ciruela pasa posee hasta cinco veces más fibra que su versión convencional, lo cual es especialmente beneficioso para mantener nuestra flora intestinal regulada. De esta forma es recomendado consumirla si tienes problemas de estreñimiento ocasional o diarrea.

Alto contenido de vitaminas y minerales

Las ciruelas secas tienen un alto contenido de hierro, potasio y magnesio. Este último es especialmente útil para el buen desarrollo de los músculos. Es importante mantener un buen consumo de este mineral a lo largo de nuestra vida, sobre todo acompañado de la práctica de una actividad física.

Además de cuidar nuestros músculos, el magnesio tiene propiedades antioxidantes que evitan la liberación de toxinas en el organismo, previniendo enfermedades degenerativas y cardíacas.  También son ricas en Provitamina A, vitamina B y C.

Contiene antioxidantes

Debido a la gran concentración de antioxidantes y fibra que posee la ciruela pasa, ésta facilita la reducción de colesterol en el organismo.

Beneficios de la ciruela pasa

Las ciruelas deshidratadas tienen muchos beneficios a nivel alimenticio relacionados con el control de nuestro peso, la prevención de enfermedades degenerativas como la arteriosclerosis, el equilibrio del colesterol y la formación física de nuestros músculos. Entre los beneficios más importante destacan:

Previene el cáncer de colon

Las ciruelas secas facilitan la retención de las bacterias intestinales en el colon, ayudando a mantenerlo saludable y evitando así contraer enfermedades como el cáncer en este órgano.

Ayuda a controlar y perder peso

Las pocas calorías que contiene la ciruela pasa y su alto contenido de fibra, lo hace un snack saludable para aquellos que sufren de ansiedad entre comidas. Por supuesto, su consumo debe estar acompañado de un plan de alimentación balanceada y una actividad física.

Funciona como bactericida en otros alimentos

Cuando incorporamos las pasas de ciruela a nuestra alimentación como un complemento, estamos ayudando a descomponer las grasas no saturadas de las carnes. Además, a la hora de cocinar, permite que su textura sea mucho más blanda y potencia el sabor de muchas comidas.

¿La ciruela pasa engorda?

Cuando deshidratamos ciruela, ésta aumenta su valor nutricional pero también su concentración de carbohidratos. Por ejemplo, una porción de 100 gr de ciruelas desecadas contiene aproximadamente 164 calorías y menos de un gramo de grasa.

Esto indica que consumirlas no te hará engordar, pero recuerda que siempre debes hacerlo de forma responsable. Por su contenido de fibra y energía también se recomienda para aquellas personas que practiquen deporte o ejercicio físico.

¿Cómo deshidratar ciruela?

Deshidratar ciruela en casa es muy sencillo y solo necesitas utensilios básicos para lograrlo. En esta oportunidad te enseñaremos a hacerlo utilizando tu horno:

1. Limpia las ciruelas: debes cortarlas por la mitad y retirarles las semillas a cada una.

2. Utiliza una rejilla: para secar ciruelas es mejor utilizar una rejilla de horno en vez de una bandeja, porque éstas dejan caer mucho líquido. Si utilizas solo una bandeja corres el riesgo de que se peguen entre sí. Por ello asegúrate de colocar algún recipiente debajo de la rejilla para que absorba el líquido.

3. Enciende el horno a 90°C: introduce las ciruelas con cuidado para que no caigan de la rejilla.

4. Voltea las ciruelas: cada dos de horas debes revisarlas y voltearlas para que se sequen de manera uniforme. El proceso entero de deshidratación dura aproximadamente 8 horas.

5. Retira las ciruelas del horno: una vez que adquieran la consistencia que desees, retira las ciruelas del horno y déjalas enfriar a temperatura ambiente.

© Amazonical. Todos los derechos reservados.