Nueces: propiedades y beneficios

Nueces

Las nueces son frutos secos deliciosos que seguro acompañan muchos de tus postres y ensaladas. Están llenos de vitaminas, carbohidratos, proteínas y fibra que es muy beneficiosa para el cerebro, para la memoria y la salud de nuestro corazón. Conoce aquí sus propiedades y beneficios más importantes.

Propiedades de las nueces

Seguir una dieta con nueces te asegurará incorporar en tu alimentación minerales como el hierro y calcio, así como nutrientes tales como el omega 3 y grasas saludables que te aportarán una dosis de energía extra al día. Entre las propiedades destacadas de las nueces podemos mencionar:

Fuente de grasas saludables

Las nueces son alimentos muy saludables gracias a su composición de ácidos grasos que las hacen una fuente de grasas saludables. De hecho, tan solo consumiendo 5 unidades de nueces al día consigues el 90% de los ácidos grasos omega 3 que necesitas de forma diaria.

Ricas en vitaminas y minerales

Las nueces contienen vitamina E y vitaminas del grupo B que son muy beneficiosas para el cuidado de nuestra piel y cabello. Además, contienen minerales y oligoelementos como el fósforo, magnesio, cobre, zinc y hierro que nos ayuda a mantener la buena salud de nuestros huesos y músculos.

Es por esta razón que muchos deportistas las utilizan después de sus entrenamientos como un snack saludable para recuperar su energía y regenerar la fibra muscular.

Fuente de fibra

Las nueces son consideradas una fuente de energía importante porque contienen mucha fibra, que evita el estreñimiento y elimina las piedras de ácido úrico en los riñones. Además, estos frutos secos nos proporcionan un efecto saciante cuando los comemos, lo que hace que disminuya la ansiedad que normalmente sentimos entre las comidas.

Es importante que acompañes el consumo de nueces con agua para que la fibra pueda equilibrar tu tránsito intestinal. De otro modo, mucha fibra y poca agua puede ocasionar gases.

Beneficios de las nueces

Seguramente querrás saber para qué sirven las nueces y almendras, ya que son muy beneficiosas para nuestra salud, regulando nuestro colesterol e incluso son compatibles con la dieta de personas que padecen diabetes. Conoce aquí sus beneficios más importantes:

Cuidan la salud de nuestro corazón

Los ácidos grasos y omega 3 presente en las nueces, ayudan a mejorar la relación entre el colesterol bueno (HDL) y el malo (LDL). Esta composición ayuda a prevenir arritmias cardíacas y la formación de coágulos en las arterias, reduciendo así el riesgo de contraer infartos.

Ayuda a prevenir enfermedades inflamatorias

El efecto antiinflamatorio de las nueces ayuda a combatir afecciones como el asma, la artritis reumatoide e incluso enfermedades de la piel como la psoriasis. Además, su ácido elágico nos protege de las sustancias cancerígenas y de la formación de tumores.

Excelentes para nuestro cerebro

Las nueces contienen sustancias antioxidantes que retrasan o reducen la aparición de enfermedades neurodegenerativas como el Alzheimer y el Parkinson. Además, sus vitaminas del grupo B ayudan a estimular nuestras neuronas, promoviendo la actividad cognitiva y favoreciendo a los estudiantes.

Es por ello que muchas veces se recomienda el consumo de nueces a los estudiantes. Asimismo, si te gusta comer por la noche, debes saber que una pequeña cantidad de nueces ayuda a combatir el insomnio y conciliar el sueño.

Ideal para deportistas

Las nueces son alimentos ideales para aquellas personas que practican ejercicio, ya que proveen una gran dosis de energía y su contenido de magnesio ayuda a reducir la fatiga y el cansancio muscular. Además, sus minerales como el hierro y calcio ayudan a mantener nuestros huesos en buen estado, por lo que es un alimento ideal para consumir antes o después de un entrenamiento.

Tipos de nueces

A pesar de que las nueces se parecen mucho entre sí, existen diferentes categorías que puedes encontrar en el mercado. Algunas son más populares que otras en nuestras preparaciones, pero los tipos de nueces más importantes son:

Nueces de California

Se refieren al tipo de nuez más popular, conocida por su gran tamaño y calidad, frente a otras categorías de nueces provenientes de Europa. De hecho, este tipo de nuez es el más consumido en el viejo continente.

Nueces pecanas

Es un tipo de nuez que proviene de América y su forma es similar a la nuez de California, pero más alargada y lisa. Tanto su aroma como su sabor, las pecanas son muy especiales y agradable, por lo cual es común ver este tipo de nuez en numerosas preparaciones dulces y saladas.

Nueces de Castilla

Se denominan así porque su fruto proviene del nogal europeo o nogal español. De hecho, la mejor temporada para consumir este tipo de nuez es el otoño. Las nueces de Castilla son las que más contenido antioxidante poseen, por lo que se recomienda consumirlas en su estado natural, sin tostarlas.

Nueces de cedro

Esta variedad de nuez es la más exótica de todas, ya que proviene de Rusia. Particularmente representan el tipo de nuez que más ayuda a la salud del corazón gracias a que controlan el nivel de colesterol en sangre. De hecho, las nueces de cedro están compuestas del 70% de los aminoácidos que nuestro cuerpo necesita.

Nuez de macadamia

Las nueces de macadamia son originarias de Australia y están consideradas como las más finas del mundo. Su sabor es muy peculiar y son utilizadas mayormente en la repostería. Son una potente fuente de calcio por lo que su consumo está recomendado para proteger nuestros huesos.

¿Las nueces engordan?

Las nueces son imprescindibles en dietas de pérdida de peso, ya que su efecto saciante las hace un alimento ideal para comer entre comidas; eliminan la ansiedad y hacen que reduzcamos la ingesta de alimentos procesados. De esta forma, las nueces son uno de los alimentos que se incluyen en los regímenes de adelgazamiento.

Su grasa es saludable y no engorda, pero es importante que las consumas con moderación y como parte de una dieta balanceada, ya que si aporte calórico es elevado.

¿Cuántas calorías tienen las nueces?

Es importante saber que 100 gramos de nueces contienen 607 calorías, lo cual es un aporte calórico bastante elevado. Es por ello que es recomendable consumirlas con moderación y sobre todo acompañarlas de una rutina de ejercicios semanal.

Si tienes una vida sedentaria, probablemente consumir nueces y otros frutos secos te hará aumentar de peso porque no estás quemando las calorías que te proporciona, aunque sus grasas sean saludables.

¿Cuántas nueces comer al día?

Es recomendable consumir una ración de 30 gramos de nueces al día, que equivale a 4 o 7 nueces, dependiendo de su tamaño. Puedes consumirlas enteras o en tus preparaciones favoritas como ensaladas y postres. Además, puedes llevar unas pocas contigo para esos momentos donde la ansiedad nos ataca y queremos saciarla con alimentos dañinos.

Puedes probar incluso comer en ayunas este fruto seco para empezar el día con una dosis extra de energía y con un efecto saciante que ayude a equilibrar tus porciones de comida durante la jornada.

Contraindicaciones de las nueces

Muchas de las contraindicaciones de las nueces están asociadas a su consumo en exceso. Principalmente, no debes comer una nuez si esta presenta un color verdoso, ya que probablemente sea cianuro, un compuesto tóxico.

Además, una vez que la sacas de su cáscara es importante que las consumas en un corto período de tiempo, ya que podrían descomponerse y crear aflatoxina.  Se trata de una toxina generada por los hongos que contiene sustancias cancerígenas.

Además de estos consejos de seguridad con respecto al estado de las nueces, es importante que conozcas los efectos desfavorables que puede causar su consumo y en qué casos se desaconseja:

No son recomendables durante el embarazo

Las nueces y la mayoría de los frutos secos contienen alérgenos, por lo cual no es recomendable que una mujer las consuma durante el embarazo. Pueden desencadenar que el bebé desarrolle ese tipo de alergias a largo plazo.

Personas alérgicas a los frutos secos

Si de antemano ya sabes que eres alérgico a algún fruto seco, es mejor que te alejes de las nueces. Normalmente, durante el proceso de producción, todos los frutos secos tienen contacto entre sí, lo que se denomina contaminación cruzada, ya que estarán presentes partículas de muchos otros frutos secos.

Es por ello que, aunque no seas directamente alérgico a las nueces, pero sí lo eres a las avellanas, es recomendable que evites el contacto con otro tipo de frutos secos. De lo contrario podría desencadenar efectos secundarios que afecten tus vías respiratorias, causando náuseas, diarrea o dolor estomacal.

No se recomienda para niños menores de tres años

No es recomendable que los niños menores de 3 años consuman nueces o frutos secos en general, ya que se trata de alimentos muy duros que pueden ocasionar asfixia o ahogamientos si no se mastican bien.

Personas que padecen de cálculos en los riñones

Si padeces de cálculos en los riñones, es importante que consumas nueces en muy poca cantidad, ya que estos frutos secos contienen oxalatos. Se trata de un compuesto que si se consume en exceso puede llegar a inhibir la absorción de calcio en el organismo, volviéndolo insoluble dentro de nuestro intestino.

© Amazonical. Todos los derechos reservados.